Cocido de repolo

RECETA GALLEGA: COCIDO CON REPOLLO

El cocido quizá sea el plato más tradicional de todos cuantos he preparado. En todo el país, se hacen cocidos con sus peculiaridades que los diferencian de los demás.
En Galicia lo más frecuente es prepararlo con grelos, como en mi receta COCIDO DE GRELOS, pero tambien se prepara con xenos (bertóns) y repollo, que ahora mismo todavía están en todo su esplendor.

A pesar de que la huelga está dificultando la llegada de las verduras frescas al mercado, tengo la suerte de poder disponer de ella directamente del productor a un precio verdaderamente estupendo.

Los demás ingredientes los acostumbro a tener en la nevera durante todo el año. En pleno verano, en ésta, vuestra casa, se suelen hacer cocidos para seguir el dicho: ” lo que quita el frío, quita el calor”. Os aseguro que no refresca……pero entre tantas ensaladas, frituras, bocadillos y comiditas ligeras de playa……sienta tan bien un buen cocido!!

COCIDO GALLEGO CON REPOLLO

Ingredientes: ( 4 personas)

500 grs. de lacón curado
1 repollo grande(del país)**
4-6 patatas grandes
300 grs. de costilla salada
1 oreja de cerdo salada
4 chorizos no muy curados
1/4 de pollo casero
200 grs. de garbanzos

** decimos que es “del país” cuando es de cultivo y procedencia gallega.

La noche anterior, ponemos a remojo en abundante agua lo siguiente; el lacón, la costilla y los garbanzos. La oreja no acostumbro a desalarla, está mejor así.

Primero ponemos a hervir agua en una olla grande. Cuando hierva añadiremos el lacón y la oreja.
Dejamos que cueza aprox. unos 30 minutos y comprobamos. Si la oreja está cocida, retiramos a otra cazuela con un poco de caldo. Como el lacón suele tardar más, añadimos la costilla, el pollo y los chorizos. Cocemos hasta que esté todo blandito.

Los chorizos no deben cocer en exceso, con unos 15 minutos es suficiente. Los garbanzos los podemos cocer junto con el pollo y los chorizos hasta que estén bien blanditos.

Mientras todo ésto cuece que te cuece, lavamos bien la verdura. En mi caso como es casera, viene bastante llena de “bichería” varia. Para evitar sorpresas desagradables, le pongo un chorrito de vinagre en el agua de lavarla. Así los bichos pasan a mejor vida y flotan en la superficie haciéndose más visibles.

Cuando tengamos todo cocido, retiramos a otra olla con caldo para que no se sequen las carnes.
En el resto del agua, añadimos la vedura y cuando “baje” es decir, cuando pierda la dureza inicial y ocupe menos, añadimos las patatas. Dejamos cocer unos 12-15 minutos dependiendo del tamaño de la patata. Evitaremos pincharlas mucho para que no se dehagan